lunes, 2 de noviembre de 2015

VUELTA A ESQUIAR. GLACIAR DE STUBAI Y SÖLDEN


La semana pasada, después de 8 largos meses apartada de la nieve, volví a esquiar. Fue ni más ni menos que en el Glaciar de Stubai. El día anterior mientras me organizaba, los nervios me eran inevitables: ¿me funcionará la rodilla? ¿cómo será la estación? ¿ me gustará mi nuevo entorno?
En el autobús de Stubaital que sube desde mi pueblo hasta Mutterbergalm, llega un momento en el que el verde de las montañas se convierten en blanco. Una vez allí  me encuentro con dos telecabinas y decido tomar la más corta pues es la que me lleva hacia la escuela de esquí. No salgo de mi asombro, pues las impresionantes montañas que veo desde la ventana me hacen sentir cada vez más emocionada. Aproximadamente tardo media hora hasta llegar a la zona base (Gamsgarten) que es donde se encuentra la escuela de esquí. Una vez ahí llega la hora de la verdad: volver a plantarme los esquís.

Miro la nieve con respeto, con ilusión… y cuando veo las pistas algo rompe de alegría dentro de mí. No me siento del todo cómoda pues mi posición y mis movimientos no son como eran. En realidad me encuentro un poco pato pero ni me estreso ni me importa. Estoy feliz de estar aquí y saber que en un tiempo volveré a las andadas.

El  nivel general  de los esquiadores y de la estación es  realmente alto. Sólo tengo ganas de absorber todo lo que pueda pero sobre todo disfrutar de mi momento. Tengo un pase de temporada para todo el año, así que no será por falta de tiempo.

El mismo fin de semana, concretamente el domingo 25 de octubre me moví para ver la Copa del Mundo en Sölden. Total, está a una hora y media desde Innsbruck. ¿Y qué me encontré? Más de lo mismo. El glaciar de Rettenbach también increíble. Desde luego aquí el ambiente deportivo y festivo del esquí se vive a otra escala.  Además de ver a los mejores del mundo y encontrarme en persona a Juan del Campo en su debut, lo cual es algo que me alegró muchísimo, la fiesta que montaron era digna de ver.

En conclusión un mundo nuevo se abre para mí. Me siento en mi lugar.

A  finales del mes de noviembre comenzaré a cursar el TD1 austriaco (Anwarter). Comentaré mis impresiones y los motivos que me han llevado a hacerlo.

¡¡¡Hasta pronto!!!






5 comentarios :

Rasmanino dijo...

Me alegro muchísimo Esther. Te deseo mis mejores deseos en esta nueva andadura.. Un Beso. Miguel Ángel.

Esther dijo...

Muchas gracias Miguel Ángel :-D

Aeon dijo...

¡Genial Esther! Te deseo todo lo mejor, pedaso muhé. Vas a estar fenomenal allí. Menuda morriña de Austria tengo yo ahora, si hasta estoy estudiando alemán y todo.

Lo vas a petarrrr. :-D

Aeon

Anónimo dijo...

Buenos días,

Me ha emocionado leer esta entrada. He llegado a tu blog porque me fracturé la meseta tibial el mes pasado y buscando la opinión de la gente. ¡Me alegro mucho de leer que has vuelto a esquiar! A diferencia de tu caso a mi me operaron y tengo que estar 3 meses sin apoyar (ya ha pasado un mes). Esta temporada ya está perdida pero mi cabeza está en la próxima. Espero poder volver con las mismas ganas que tú. Tus palabras me motivan mucho.

Un abrazo

Ines

Esther dijo...

ponte las pilas con la rehabilitación! Mucho ánimo Ines!!!! :-)

Sigueme en Facebook

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.